Frailes Carmelitas Descalzos en Ecuador

Juventud Carmelita Ecuatoriana - Jucae

Proyecto integral de formación y acompañamiento, desde la espiritualidad carmelitana, a niños, adolescentes y jóvenes de las distintas presencias de la Familia Carmelita en Ecuador.

Objetivo general

Ofrecer un espacio competente y eficaz de crecimiento, discernimiento y realización vocacional carmelita, para que niños, adolescentes yjóvenes de nuestros grupos,asumiendo su realidad, se comprometan en la construcción del a civilización del amor en la Iglesia y el mundo.

Ejes temáticos

Con charlas, encuentros o experiencias que los grupos periódicamente realizan, de forma creativa y variada reflejan la naturaleza juvenil, su carácter dinámico y ascendente. 

Estos ejes son axiológicos, es decir, de valores, y los dividimos en cuatro:

a.  Humano-afectivo.- Que abarca todo lo relacionado con el crecimiento en sus facultades intelectuales, afectivas, psico-motrices.

b.  Religioso-cristiano.- Que abarca todo lo relacionado con el crecimiento en la dimensión teologal, y se relaciona directamente con el encuentro con Cristo y su Iglesia.

c.  Carmelitano.- Que abarca todo lo relacionado con sus aptitudes para la oración, el silencio, la vida fraterna, el servicio y se relaciona directamente a la identificación con el carisma carmelitano. 

d.  Misionero.- Que abarca todo lo relacionado con su coherencia y compromiso frente a la sociedad y su aporte a la transformación de este mundo y está relacionado directamente al obrar, a la acción social en beneficio de los más necesitados. 

Cada eje se desarrolla en los objetivos específicos de cada una de las etapas del proyecto.

Etapas

Catequesis (inquietar): Desde el trabajo en pastoral infantil, ya sea catequético (desde iniciación cristiana hasta primera comunión inclusive) o de otra índole, se acompaña y promociona en nuestras presencias grupos infantiles y preadolescentes, ofreciéndoles elementos carmelitanos que refuercen la dimensión comunitaria de la fe (Nucleación).

Pre-juvenil (acompañar):Desde el trabajo en Pastoral ya sea catequético (desde año bíblico a confirmación inclusive) u otro y dando a conocer personajes destacados, poniendo hincapié en la formación en valores; se les ayuda a afirmar la necesidad de buscar un compromiso y a plantearse con entusiasmo verdaderos ideales de superación personal y compromiso grupal.  (Iniciación).

Juventud carmelitana (fructificar): Pasan a formar parte del grupo juvenil carmelitano en el quese promueve el compromiso serio dentro y fuera del grupo con actividades concretas según los intereses y las posibilidades reales de cada presencia.

Grupos Vocacionales Zonales - GVZ (discernir):Etapa clave para ofrecer al joven un espacio de reflexión, discernimiento y realización de su opción vocacional (laica o religiosa).  Dura mínimo un año y se realizaría con base a retiros y convivencias con todo lo que la familia carmelita pueda ofrecerle.

Laico carmelita (Carmelo Seglar): Espacio para que los jóvenes adultos desarrollen sus aptitudes personales y sus conocimientos profesionales, compartiendo una misma espiritualidad de vida y encauzando las iniciativas que salgan, en proyectos específicos,en una militancia carmelitana concreta.

Espiritualidad

Somos parte de la gran familia del Carmelo, que de la mano de nuestros santos fundadores, caminamos con el corazón descalzo, compartiendo nuestra juventud en una misma mística y oración.  Buscamos que nuestra vida sea testimonio liberador del seguimiento de Cristo, a través de:

· Nuestra vivencia de fraternidad.

· Nuestros diferentes apostolados.

· Enriquecidos con el ejemplo de carmelitas como: Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Hermana Luisita, Francisco Palau, Teresa de los Andes, Teresa de Liseux y muchos otros...

· Contemplando y cultivando la Palabra de Dios en el silencio y la oración.

· Bajo la protección de nuestra Madre la Virgen del Carmen.

Decálogo

1.  Ser testimonio liberador en el seguimiento de Cristo.  Vivir a Cristo de una forma verdadera y renovada.

2.  Ser testigos del amor misericordioso de Dios Padre-Madre.  Ser reflejo de amor bueno y verdadero.

3.  Ser hombres y mujeres de interioridad, de experiencia fuerte de Dios.  Ser capaces de encontrarnos y querernos a nosotros mismos. 

4.  Ser testigos de la fraternidad.  Vivir unidos como amigos y hermanos.

5.  Ser hombres y mujeres que contemplan y cultivan la Palabra de Dios en medio del pueblo.  Vivir la palabra de Dios y sembrarla en el pueblo. 

6.  Ser signos de comunión en la Iglesia y en el mundo.  Ser signos de unión y paz en el mundo. 

7.  Ser hombres y mujeres forjadores de instituciones públicas o privadas, especialmente la familia, dignas de ser lugares donde se crea una nueva sociedad.  Construir un nuevo mundo. 

8.  Ser hombres y mujeres que viven e impulsan el espíritu misionero.  Jóvenes que impulsan y viven el espíritu misionero. 

9.  Ser hombres y mujeres comprometidos proféticamente con la realidad.  Comprometernos, vivir y luchar junto al pueblo. 

10.  Hombres y mujeres que viven la dimensión mariana en la entrega y fidelidad total al Reino.  Descubrir y vivir la sencillez, la entrega y el amor profundo de María.

 

Dirección: av. Amazonas 44-371 y El Inca (Parroquia El Carmelo), Quito

Tfno: (02) 2433881 - Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.